“Escapar para vivir”, de Yeonmi Park

34096412Nota inicial: estoy escribiendo esta entrada sin preparar, sin saber lo que va a salir de aquí y no sé si sin spoilers, de hecho no sé si los spoilers pueden considerarse tales, porque es imposible hablar del libro del que voy a hablar sin contar cosas que son importantes. Pero son unas memorias, son vivencias muy duras que una persona real, de carne y hueso. No es una reseña, ni un comentario, es algo que necesitaba escribir después de haber terminado de leer este libro rozando las 4 de la mañana porque no podía dejar de leer.

Puedo comenzar copiando aquí el breve comentario que dejé en goodreads nada más terminar este libro:

Es 1984 (George Orwell) pero real, está pasando ahora mismo en Corea del Norte, y lo peor de todo es que cuando consiguen escapar del país, los “desertores” están expuestos a las mafias de trata de blancas. Es impactante porque es real, y el Mundo no parece o no quiere darse cuenta de la realidad.

Escapar para vivir es la historia de Yeonmi Park nació en Hyesan, una ciudad norcoreana en la frontera con China en 1993.  Después de la guerra contra el imperio japonés, Corea quedó dividida en dos partes, Corea del Sur, que fue liberada por Estados Unidos y Corea del Norte que fue “liberada” por la Rusia estalinista (recordemos que esta Rusia era la base de la cual partió Orwell para su libro). A partir de ese momento la familia Kim, cuya tercera generación ostenta el poder en el país, estableció un régimen socialista opresivo inspirado por el estilo de Josef Stalin en la Unión Soviética. Las únicas naciones que en principio no dieron la espalda a Corea del Norte fueron la propia Unión Soviética y China, que también tenía su propio régimen socialista opresivo.

Yeonmi Park pertenecía a una de las castas sociales más bajas. Esto no tenía nada que ver con el dinero ni con la familia o el status. Tenía que ver con la reputación, y la reputación era muy fácil perderla y muy difícil cambiarla. De pequeña pasaba temporadas de meses sin comer, sus padres tuvieron que dedicarse a traficar con todo lo que pudieran en el mercado negro, arriesgando sus vidas para poder poner un plato de arroz en la mesa… uno para toda la familia (los dos padres, Yeonmi y su hermana mayor Eonmi). En una de las ocasiones al padre de Yeonmi le arrestaron y lo metieron en un campo de reprogramacion y trabajos forzados, lo que supuso la exclusión social de toda la familia.

mum_and_sisters-mrPara que os hagáis una idea, en Corea del Norte no hay nada más allá de la adoración al líder, que en estos momentos es Kim Jong-Un: para los Norcoreanos, los Kim son inmortales, el abuelo del actual líder liberó Corea del Norte del imperialista japonés prácticamente él solo, y de hecho creen que puso el sol en el cielo. Esto puede parecer una tontería y que nadie con dos dedos de frente se lo puede creer, pero ellos (al menos las generaciones más mayores y menos disidentes) lo creen. Cuando Yeonmi Park era pequeña, sus canciones infantiles trataban sobre la adoración al lider y el agradecimiento por vivir en el país más próspero del mundo (al tiempo que pasaba hambre), la televisión y la radio (que no podía apagarse) estaban programadas solo para emitir películas propagandísticas, la radio dice a los norcoreanos a qué hora levantarse, a qué hora limpiar la casa, a qué hora comer… y constantemente les bombardean con propaganda. El único amor que puede considerarse como tal, es el amor hacia el líder, es decir, no saben cómo llamar a lo que una persona siente por otra y que nosotros llamamos amor. Y para hacer las cosas más duras aún si cabe, están constantemente vigilados, pero no hace falta que haya un cuerpo especial encargado de esta tarea: son los propios vecinos quienes se vigilan entre sí. La identidad individual de las personas es impensable, existe el nosotros pero no el yo.

Y podría añadir mucho más sobre este tema pero para eso está este libro y, por supuesto, Orwell.

Eunmi Park huyó de Corea del Norte pocos días antes de que lo hicieran su madre y su hermana. Tenía 15 años y Yeonmi 13; no podían esperar más. Eunmi no volvió a ver a su familia durante muchísimos años y su historia personal no se cuenta en este libro. Pero Yeonmi y su madre no sospechaban, porque la ingenuidad de un norcoreano es increíblemente pura, que las personas que las ayudarían a escapar atravesando el río que separaba Hyesan de China no eran tan altruistas, que cruzar tenía un precio que no iban a pagar con dinero. Estamos hablando de que en la frontera China operan mafias de trata de blancas que aprovechan la situación de Corea del Norte para lucrarse con las mujeres que intentaban huir. En China y, sobre todo, Corea del Norte, el desprecio a los derechos humanos es absoluto. Las mujeres no tenían escapatoria, una denuncia y eran devueltas a su país de origen, donde el castigo más leve sería la esclavitud y las torturas en un campo de reeducación.

Pero Yeonmi, a pesar de que tuvo que pasar por muchas cosas, consiguió escapar a través de Mongolia y ser enviada a Corea del Sur donde empezó la labor más dura a nivel personal: desprogramarse. Aprender que era un ser individual, que tenía una responsabilidad sobre sí misma, que tenía que tomar decisiones en todo momento, que nadie iba a decirle constantemente lo que tenía que hacer… y que necesitaba una educación, ya que aunque sabía leer y escribir, por lo demás era prácticamente analfabeta.tumblr_nyokkd7jo61uu1cxuo4_400

Este libro cuenta todo eso y mucho más, por supuesto. Es increíblemente duro, pero es necesario leerlo. Porque son cosas que están pasando ahora mismo y que nadie cuenta. En Corea del Norte no hay internet, la censura es total, sacar información del país, aunque sea una simple foto, es alta traición, como lo es obtener información del exterior. los ciudadanos están sometidos, esclavizados, torturados y dan gracias por ello. Porque el amado lider les protege. Y esto es una realidad.

Es posible que Escapar para vivir hiera muchas sensibilidades. Y debe ser así, porque sólo cuando algo nos duele, nos enfada, nos conmueve o nos impacta, parece que estamos dispuestos a cambiar de modo de pensar y de actuar. En Corea del Norte no existe la libertad ni los derechos humanos. Y a nosotros o bien nos preocupa que Kim Jong-Un tenga armas nucleares (que las tiene) y qué va a hacer con ellas o bien nos reímos de él cuando sale por la tele, porque nos parece “un personaje ridículo”. 

Yo recomendaría que este libro se leyera en los institutos, en las universidades… en los centros educativos. Este, y tantos otros libros, son muy necesarios para que la sociedad despierte de una vez.


“Escapar para vivir

Autor: Yeonmi Park
Traductoras: Aida Candelario
Editorial: Plataforma
Nº Páginas: 312

Anuncios

6 pensamientos en ““Escapar para vivir”, de Yeonmi Park

  1. ¡Buenas!
    Me ha encantado tu reseña, de verdad. Este tema me impacta mucho y me llama la atención, por eso tenía fichado el libro. Tu reseña es la primera que leo y me ha acabado de decidir, tengo ganas de leer la historia de Yeonmi.

    ¡Saludos!

    Me gusta

    • Puedes encontrar los comentarios de Elena G, que fue quien me influyó a mi para leer este libro en este video, empieza a partir del minuto 4:43



      Y en general es un canal que recomiendo mucho. Espero que te sirva para darte el empujoncito final. Porque merece la pena.

      Besos

      Me gusta

  2. Impresionante tu reseña, Polly…los pelos de punta…
    Lo de Corea del Norte es muy muy heavy, sí que conocía la situación, y conocía la historia de Yeonmi por un vídeo que se hizo muy viral, ( creo recordar que fue una intervención en una cumbre de estas de Naciones Unidas o algo parecido) donde contó su historia.
    Aunque hay muchos países donde se pasan por el forrillo los Derechos Humanos , en Corea del Norte, es donde más se percibe, precisamente por ese aislamiento del resto del mundo, .. que en definitiva no dejan de vivir en una gran campo de concentración, sin ningún tipo de libertad, ni de nada que se le parezca… Como tú comentabas al principio, es como estar viendo 1984 en vivo y en directo y da miedo, rabia, impotencia…en fin, que aún hoy, no haya mecanismos para que estas cosas no sucedan es lamentable (que los habrá, pero no se hace nada por cambiarlo y al final queda todo en papel mojado…) Vamos,que si damos un vistazo al panorama internacional actual, es para salir corriendo.
    Estoy muy de acuerdo contigo, estas lecturas son necesarias para crear conciencia y visibilizar todo aquello que los medios no nos cuentan! Me parece que es nuestra responsabilidad estar informados, mínimo, e intentar hacer algo, aunque sea fomentar este tipo de lecturas, no mirar hacia otro lado porque nos queda lejano..
    Me apunto el libro, ahora que está en español, que una historia así, no me atrevía a leerla en inglés…

    Un abrazote !! ^^

    Me gusta

    • No sé cómo responder a tu compentario porque has dado en el clavo punto por punto y lo único que puedo hacer es estar de acuerdo en todo y animarte a que leas este libro y que lo leas con ese espíritu crítico y analítico que de estoy viend aquí. Porque es información y la información es poder… y eso es lo que los dictadores (y no tan dictadores) no quieren que tengamos.

      Un abrazaco y gracias por este comentario

      Le gusta a 1 persona

  3. Bravo por este comentario / reseña o como lo quieras llamar. Estas lecturas son interesantes, importantes, sobre todo para darse cuenta de la realidad que nos rodea. Conocía la historia de Yeonmi Park por algunos vídeos a los que se llega en FB sin saber muy bien por que, pero no tenía ni idea del libro. Un abrazo^^

    Me gusta

    • En esas charlas, las de los videos, fue donde le empezaron a decir a Yeonmi Park que contara su historia y que la contara tal cual, su verdad. Y es por eso tenemos ahora su libro publicado. Hace muy poquito que lo sacaron en castellano asi que no hay excusas. Yo desde luego te animo a que lo leas Dani. Un abrazaco

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s