“Estación Once”

Estacion onceHoy voy a comentaros mis impresiones sobre una novela distópica cuyo impactante inicio me intrigó y me atrapó hasta que terminé de leer la última página. Se trata de Estación Once de Emily St. John Mandel. El secreto de este libro, lo que realmente llama la atención es que sus líneas esconden a simple vista un canto de amor a la cultura en general y a Shakespeare en particular.

La historia está contada gracias a saltos adelante y atrás en el tiempo desde distintas perspectivas usando como eje de referencia el momento en que coinciden la muerte de uno de los personajes (sucede en la primera página, luego no es spoiler) con el fin del mundo tal y como se conoce. Es un rompecabezas cuyas piezas pasan de estar desperdigadas a juntarse formando un dibujo reconocible. Y está dibujado a la perfección: nada queda sin atar, no hay cabos sueltos a pesar de que (me) pueda parecer complicado escribir una historia construida de esta forma.

Dicen que uno no valora lo que tiene hasta que lo pierde, y ese es el objetivo de Estación Once: una pandemia asola el planeta y la población mundial queda reducida a mínimos históricos. Estación Once se centra en dos países: Canadá y Estados Unidos. Sin embargo las fronteras son difusas, los países han quedado básicamente desérticos. Las cosas materiales han dejado de funcionar por falta de energía o carburantes (se comprende que no hay nadie que se encargue de recargarlas) y prácticamente todo queda obsoleto. Imaginaos: ordenadores, teléfonos, electricidad, coches… todo lo que para nosotros son avances, se ven relegados a simples recuerdos que las nuevas generaciones no comprenderán: es la vuelta al estado del hombre cazador-recolector añadiendo el caos y el salvajismo que suponen la lucha por la supervivencia, la locura y la obsesión. Y en medio de todo ese caos una pequeña compañía teatral ambulante que representa obras de Shakespeare para que éste no sea olvidado.

Alguien más instruido que yo encontrará un libro lleno de referencias, yo he encontrado las justas y entre ellas destaco todo lo relacionado Shakespeare, indicado no sólo por la representación de sus obras, especialmente El Rey Lear, sino por intencionadas similitudes entre la trama de esta novela y la vida del bardo de Stratford.A pesar de haber sufrido un pequeño bache lector después de unas pocas páginas, bache que superé igualmente unas pocas páginas después, voy a recomendar encarecidamente Estación Once tanto a quienes les guste la ciencia ficción distópica como a quienes sólo busquen un buen libro que les mantenga enganchados de principio a fin.

“Estación Once”

  • Autor: Emily St. John Mandel
  • Traductoras: Puerto Barruetabeña Díez
  • Editorial: Kailas
  • Nº Páginas: 344
Anuncios

18 pensamientos en ““Estación Once”

  1. No había caído en lo que comentas de las similitudes entre la vida de Shakespeare y la de Arthur, el actor que interpreta al rey Lear, centro alrededor del cual se relacionan entre sí muchos de los personajes de la novela.
    Como te comentaba antes, me ha gustado la novela, pero hacia final, sobre todo en la narración de Clark en la terminal del aeropuerto, se me ha hecho algo repetitiva.
    Me ha gustado especialmente una reflexión (no sé si buscada o no por la autora): lo efímero de aquello que utilizamos cada día que nos parece tan real (la electricidad, la tecnología) y la eternidad de algo tan intangible como las obras de Shakespeare o la música.

    Me gusta

    • En el libro van y vuelven a Shakespeare continuamente y con cualquier excusa. De hecho se relaciona la pandemia del libro con las pestes que se sucedieron en la época en que Shakespeare vivía. Así como otros aspectos de su vida y obra. Eso por un lado.

      Por otro, se me ha olvidado poner que la parte del aeropuerto me recordaba mucho a Ensayo sobre la Ceguera de José Saramago. La misma situación de estar como abandonados en un mismo lugar creyendo que el mundo exterior es extraño y peligroso. Por este motivo no se me hizo pesado en absoluto. Quizás esa era la intención de la autora, que sintiéramos el agobio, el aburrimiento y la pesadez de estar esperando algo que no sabes lo que es pero que no termina de llegar.

      Un besico guapa!

      Me gusta

  2. I. no se cansó de recomendar esta obra el año pasado. Yo lo hice con Cassandra at the Wedding (y ahí sigo). La verdad, no me había llamado especialmente la atención. Pero, on a second thought, igual sí que me llama la atención. Es ver la palabra distópica y ponerme nerviosa. ¡Mua!

    Me gusta

    • No te dejes influir por la palabra distopía… esto no tiene nada que ver ni de lejos con lo que a hoy en día se llama distopía. Esto no es Los Juegos del Hambre y sucedáneos. Piensa más bien en las distopías clásicas: en Orwell, Saramago, Bradbury e incluso HG Wells.

      De verdad, creo que te gustaría.

      un besaco enorme

      Me gusta

      • No, si a mí las distopías me encantan. Me refería a nerviosa de excited 😉 Las juveniles no las leo, porque me encanta soltar el prejuicio de “yanotengoedad” como excusa para no leer basurilla. Con perdón. Ninguna distopía que haya hojeado por encima ha pasado el test de narrativa aceptable.

        Me gusta

  3. Hola 🙂 Como ya te dije por otros lados, para mi fue una gran lectura. El principio engancha, quieres saber como llega esa muerte y al momento ya quieres continuar, por que te lleva a una pandemia, y después a 20 años más tarde a una caravana que va representando obras teatrales de Shakespeare; y luego todo se convierte en un cosmos que se va extendiendo poco a poco adelante y atras en el tiempo para dejar una historia engarzada y totalmente hilada, en una historia de supervivencia increíble. Me alegro que te haya gustado, un besin^^

    PD: creo que ese bache lector durante la lectura lo sufrimos todos, a mi también me paso, pero pasaron unas hojas más y los males se curaron.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s