Reseña: "Ritos Funerarios"

TITULO: “Ritos Funerarios”
AUTORES: Hannah Kent
TRADUCTORA: Laura Vidal
EDITORIAL: Alba
FORMATO: Tapa blanda
Basada en la historia real de la última mujer decapitada en Islandia, acusada del brutal asesinato de dos hombres, Ritos funerarios es una novela de suspense y de pasiones íntimas con el trasfondo del paisaje helado de la Islandia del siglo XIX. Agnes, mientras espera la hora de su ejecución, es confinada en la granja de un matrimonio y de sus dos hijas. Horrorizada, la familia ni siquiera quiere hablar con ella. Tan solo el joven ayudante de un pastor intenta comprenderla y salvar su alma. A medida que sus conversaciones progresan y el invierno deja su huella, el dilema se afianza: ¿fue Agnes culpable o no de los terribles hechos de que la acusan?

Agnes Magnúsdóttir

Este es uno de esos libros cuya reseña no sé muy bien cómo afrontar porque es muy especial. Ritos Funerarios o es un libro que se pueda tomar a la ligera, te marca mucho y por eso es mejor estar preparado para sufrir un cambio, sobre todo emocional. No vayáis a creer que no recomiendo este libro, al contrario, considero que una lectura como esta es muy necesaria, porque aporta demasiado como para dejarla pasar. A mi me fue recomendado por dos personas en cuyo instinto confío ciegamente como son Anna Gallagher y Magrat Ajostiernos (quien pronto hará su propia reseña de este título).

Tras recapacitar mucho sobre esta cuestión, al final llegué a la conclusión de que lo que mejor podía hacer en el caso de Ritos Funerarios era plasmar mis pensamientos y mis percepciones, en lugar de comentaros el argumento y daros una opinion, que es lo que suelo hacer. Por favor, no me tengáis en cuenta la forma, intentad ver el fondo. Muchas gracias.

Dedicado a la memoria de Agnes Magnúsdóttir.

*********
A quien no le interese leer un texto largo y quiera saber si me gustó o no esta novela le diré que la lectura me ha impactado profundamente, que he echado algunas lágrimas porque la narrativa de Hannah Kent, que se deja ver tras la traducción, es impresionante. No solo te traslada a Islandia en aquel frio invierno de 1829 y te lleva a conocer a sus personajes, cualquier escritor medianamente bueno puede conseguir eso. Pero lograr envolverte, hacer que sientas cada palabra, cada detalle, que te veas caminando en los desiertos prados islandeses, que te metas en la piel de Agnes Magnúsdóttir de forma que sientes cada golpe, cada injusticia como si te lo hiceran a ti mism@, eso muy pocos autores lo consiguen.

Esta historia es de esas que es imposible que te deje indiferente, está demasiado bien escrita, es demasiado vívida, demasiado real a pesar de ser una reconstrucción. Las palabras de Hannah Kent están construidas con ese tipo de magia que te envuelve y te hace partícipe. Pero además el que sea la desolada y gélida Islandia el escenario en que nace, crece y muere Agnes Magnúsdóttir y de todo lo que vive, ama y sufre en todo ese tiempo convierte a esta novela en una obra imprescindible.”  (Mi review en Goodreads)

La acción se desarrolla en el norte de Islandia, muy cerca de la costa entre mayo y diciembre de 1829. En aquellos tiempos Islandia estaba supeditada a la corona de Dinamarca, la isla era un lugar frío, desolado, abandonado e insignificante a ojos del resto de Europa. Esa soledad, ese aislamiento es una de las sensaciones constantes que envuelven a los personajes de este libro que, como aclara su autora en el postfacio, es una novelización de unos hechos reales sucedidos en la isla, hechos estudiados exhaustivamente, investigados y clasificados antes de comenzar la escritura.

Como decía la sensación más presente es la de soledad y abandono (es una sensación mezcla indisoluble de ambos sentimientos). La mayoría de los habitantes de la isla, según se aprecia aquí, se resignan a esa forma de vida pues, según el puritanismo de la época, es la voluntad de Dios y por ello deben someterse a las circunstancias sin darle la vuelta. Sin embargo hay personajes que no se resignan a esa vida y se rebelan contra las costumbres y contra Dios, con el resultado de que, al igual que todos los demás, son engullidos por el invierno y el frío. 
La figura centrar de esta novela es Agnes Magnúsdóttir (Agnes hija de Magnús), quien fue la última mujer condenada a morir y, posteriormente, ejecutada en Islandia. Se le acusa, junto con otras dos personas, del asesinato de su ex amante y de un amigo de éste. En Islandia no había cárceles, los presos eran enviados a Dinamarca, pero al tratarse de una mujer que va a ser ejecutada, las autoridades deciden que se quede en Islandia custodiada en casa de un alguacil. Así es como Agnes llega a la granja Kornsá, arrendada por Jon (que además de alguacil de la comarca es granjero) y su familia, compuesta por su mujer Márgret y sus dos hijas Steina y Lauga. Jon desde el principio se desentiende de su responsabilidad y es Márgret quien tiene que hacerse cargo, a regañadientes, de Agnes a quien rechaza desde un principio, pero luego se acostumbra a su presencia y la pone a trabajar en la casa y en la granja. Completa el cuadro el joven reverendo Tóti, elegido por Agnes como guía espiritual y confesor.
Agnes al principio se muestra reservada y se niega a hablar de lo que sucedió en la granja donde se cometieron los asesinatos, sin embargo la comprensión, la paciencia y sobre todo la empatía de Tóti consigue que ésta le vaya contando poco a poco su vida desde que la abandona su madre a la edad de seis años, hasta el momento en que llega a Kornsá. Las mujeres de la granja no pueden impedir escuchar la historia pues la casa sólo tiene una estancia habitable, la  baðstófa. A medida que Agnes va desgranando su trágica historia la actitud de Márgret y, a mi juicio, su vida tambien, da un giro de 180º. 
La  baðstófa era el lugar donde se hacía la vida de la granja, también era el dormitorio común

Si Agnes fue o no culpable del doble asesinato, la autora deja al lector el juicio. Ella solo se limita a intentar contar la parte humana de la historia, la parte de Agnes, según a ella se la contaron los descendientes de los habitantes de Kornsá y alrededores.
A título personal puedo comentar algunas cosas. Para empezar, que a mi Agnes no me parece ni culpable ni instigadora del doble asesinato, que en mi opinión los prejuicios jugaron en su contra, que la usaron como cabeza de turco ejemplarizante para someter a las mujeres de la zona a los dictados de sus severos sacerdotes (Tóti es una excepción a la norma). Según la propia Agnes su mayor pecado fue ser “una mujer con una cabeza sobre los hombros”, aseveración que se sostiene por el hecho de que la otra mujer acusada del mismo asesinato, al ser joven, bonita y tonta, inspiró compasión en el magistrado y en lugar de ser ejecutada, se la condenó a trabajos en una prisión danesa. Agnes, al no tener familia ni quién dé la cara por ella es ajusticiada. Tras la navidad de 1829 fue ejecutada junto con el otro acusado, culpable confeso, del doble asesinato.
Encontré muchas similitudes entre Ritos Funerarios y Las Brujas de Salem de Arthur Miller, en el que las acusaciones tampoco se sostenían con pruebas palpables y cuyos personajes (acusados de brujería y pactos con el diablo), también fueron utilizados como cabeza de turco ejemplarizante de cara a la sociedad. 
Por último quiero pedir disculpas por haberos escrito tanto, pero una vez que empecé no podía dejarlo. Si habéis llegado hasta aquí, muchísimas gracias. Y gracias también y muy especialmente a Magrat Ajostiernos y Anna Gallagher por hacer que este libro llegue a mi vida. Os quiero
Anna Gallagher – Cajón de Girasoles
Magrat Ajostiernos – Crónicas en Ferrocarril
Anuncios

16 pensamientos en “Reseña: "Ritos Funerarios"

  1. Me ha encantado tu reseña. ¿Larga? ¡A mí no me lo ha parecido en ningún momento! Me has dado muchas ganas de conocer la historia de Agnes, es un libro que tenía fichado porque me llamaba la atención pero es la primera reseña que leo y has hecho que quiera leerlo ya xD. Tu blog es de los que tengo de referencia así que probablemente el libro caiga (cuándo… eso ya no lo sé jeje).

    ¡Saludos!

    Me gusta

  2. Sabes? tengo la sensación de que en realidad no he contado con justicia cómo es este libro, es un intento muy pobre de explicar lo que ha sido para mi. Lo unico que puedo decir es que lo leas cuando tengas oportunidad y que lo sientas por ti misma.
    Muchas gracias por tus palabras y muchisimos besos ❤

    Me gusta

  3. Que guay que te haya llegado tanto, a mi me pasó lo mismo, pero creo que puede ser un libro un poco difícil porque hay gente que no conecta, para mi fue lo contrario, conecté completamente y el final me dejó completamente rota :_(
    Una de las cosas que más me gustó fue precisamente ese aislamiento que se describe tan increíblemente bien, y como te sientes allí, atrapada con ellos cuando estás leyendo la novela.
    No sé qué más diré de Ritos funerarios (¿A que ya no sale Ritos iguales? ¿O sí? xDDD) cuando me toque la reseña porque una vez más coincidimos totalmente en opiniones 🙂
    Un bsazo!

    Me gusta

  4. Hola 🙂 Guau, menuda reseña la verdad, se nota que el libro te ha calada muy hondo no, lo siguiente. Aunque quizás no es una historia para mi habitual gusto lector, tengo hasta ganas de probarla, solo para ver si soy capaz de conectar con ella y transmitirme esas sensaciones de soledad y abandono. Tengo ganas de leer la reseña de Magrat, a ver que cuenta de ella. Un besin^^

    Me gusta

  5. Hola Polly! Yo pienso que te ha quedado la reseña perfecta, no he leido este libro y me han entrado muchísimas ganas de hacerlo. Parece que es de los que te tocan las entrañas y además basado en una historia real que aún será peor porque piensas que todo eso le ha ocurrido realmente a alguien.
    Besotes!

    Me gusta

  6. El tema, tal y como lo expone Hannah Kent, es todo lo contrario a árido. Leetelo ya, en serio. Te transmite un montón de sensaciones y sentimientos distintos pero el aburrimiento o la aridez no figuran entre ellos.

    Ya me dirás si te animas. Besacos

    Me gusta

  7. La historia es triste, indudablemente, pero… no se, no es de esas tristezas que te pesan como si llevaras una enorme carga, no sabría explicarlo de otro modo. Lo mejor que puedes hacer es experimentarlo por ti misma. Besines

    Me gusta

  8. Gracias por tus palabras, realmente quería hacer bien esta reseña y hacerle justicia al libro. Y aciertas en todo, pero aun así, cuando terminas este libro, en primer lugar te quedas como hipnotizada tratando de asimilarlo y despues te das cuenta de que el libro te hace pensar y sentir tantas cosas que se te hace incluso corto, que quieres saber más y que no se acabe nunca, que quieres mantener viva a Agnes un día más… Leelo y me dices si es así o no. Muchos besos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s