Reseña: "Un Cuarto Propio"

TITULO: “Un Cuarto Propio”

AUTOR: Virginia Woolf
TRADUCTOR: Jorge Luis Borges
EDITORIAL: Lumen
FORMATO: Tapa dura con sobrecubierta.

«No hay marca en la pared para medir la precisa estatura de las mujeres. No hay medidas que determinen las condiciones de una buena madre o el cariño de una hija, la fidelidad de una hermana o la capacidad de un ama de llaves», comenta Virginia Woolf en este ensayo, pero lo que también nos dice es que para escribir una novela una mujer tiene que tener un cuarto propio y comida caliente; en resumen, tener una vida propia e independiente.

Lejos de ser un alegato furibundo contra los hombres, Un cuarto propioes un elegante ensayo que ya en 1929 ponía sobre la mesa unos temas que aún hoy son objeto de debate, como la dependencia económica de la mujer con respecto al hombre, el cuidado de una familia y la figura de la mujer como musa inspiradora del artista pero con poca presencia en la práctica de la creatividad.


Virginia Woolf


Este no es un libro de ficción, no es una novela y es un libro feminista. Pero antes que nada y para que no se asuste la gente aclaro que el feminismo bien entendido no supone en ningun caso el ataque a los hombres ni tampoco intenta reivindicar la superioridad de la mujer sobre el hombre, no, eso no es feminismo, eso es otra cosa. El feminismo reivindica el lugar de la mujer como igual o equiparable socialmente al que el hombre ha venido ocupando hasta ahora, supone que la mujer al fin lucha por no ser inferior ni invisible en todos los aspectos de la vida.


Tampoco es, a pesar de no ser novela de ficción, un libro aburrido. Pero si es un libro que hace reflexionar. Y yo creo que debería ser leído por todo el mundo, tanto hombres como mujeres.

La idea de este libro le viene a Virginia Woolf cuando le piden que dé una conferencia en la universidad de Oxbridge (que es una referencia tanto a Oxford como a Cambridge) sobre el lugar de la mujer en la liteeratura. A partir de ahí la autora comienza a reflexionar sobre lo que va a escribir en su guión con el fin de que no se le pase nada. Paseando por los parques y recabando información en las bibliotecas nos comparte sus hallazgos sobre la marcha tanto sobre la literatura escrita por mujeres (Las Brontë, Jane Austen, George Eliot, Fanny Burney…) como sobre la literatura escrita por hombres y protagonizada por mujeres (Ana Karenina, Madame Bovary…). Se va dando cuenta de que la mujer para poder dedicarse a la lectura necesita principalmente dos cosas: Dinero y un espacio propio y que fue a partir de que pudo disponer de esas dos cosas cuando la literatura escrita por mujeres pudo ser más frecuente, popular e incluso de éxito. 

Charlotte Brontë

Muchos pensarán ¿No habrá habido mujeres anteriores a, digamos que el siglo XIX, que hayan dispuesto de esas dos cosas? Pues no, hubo casos, pero muy infrecuentes. Incluso en el siglo XIX eran casos raros, aunque menos que en tiempos anteriores. Las mujeres no tenían derecho a nada, menos incluso que los criados de una casa, que tenían acceso a alguna propiedad, las mujeres no: todo cuanto pudieran poseer pertenecía, en realidad, al marido o, en caso de ser soltera, al padre.  Las mujeres no tenían derecho a cuentas propias, dinero propio, casa propia ni tenían derecho a heredar. Todo pasaba a manos de los hombres mediante sangre o matrimonio. Así pues queda el asunto del espacio propio: si una mujer debía estar constantemente pendiente de atender a su marido, criar a sus hijos, administrar su hogar… y añadido a eso, debía dar prioridad a otras ocupaciones tales como la costura o la música por encima de la literatura (salvo que se tratara de textos religiosos) ¿en qué momento podía ella encerrarse en una habitación a instruirse o a escribir algo de su propia cosecha? No, no tenían ese espacio, ese momento para ellas… se debían a su hogar, a su familia y a sus deberes sociales. No era femenino escribir otra cosa que cartas o invitaciones, no era adecuado que leyera novelas.

Asi pues la pobre Virginia se encuentra muchas dificultades para poder hablar sobre el lugar de la mujer en la literatura, la voz de la mujer ha sido siempre callada por los hombres, por la sociedad. Y se da cuenta de que el hombre es quien determina quén es la mujer, es quien escribe sobre la naturaleza de la mujer, pero no es mujer, no sabe lo que es ser mujer en realidad… pero le dice a la mujer qué es, mediante sus novelas. ¿De verdad pensaban que eran como Ofelia o Emma Bovary o la Karenina o Tess? 

Jane Austen

Haced la reflexión vosotros mismos, echad cuenta de los libros que hayáis leído: comparad los que estén escritos por hombres con los que están escritos por Charlotte Brontë, Jane AustenY una reflexión propia: ¿si los libros de Jane Austen los hubiera escrito un hombre, tal cual están escritos, se les hubiera colgado la etiqueta de literatura romántica? yo creo que no, sin embargo al estar escritos por una mujer, los pobres libros, con lo ácidos que pueden llegar a ser y con toda la crítica que contienen, han sido tachados de románticos y otro tanto ocurre con Jane Eyre, por ejemplo.

Este libro fue un regalo de Magrat Ajostiernos (Muchísimas gracias, te quiero DEAR) por mi cumpleaños el pasado junio. Es de tapa dura con el texto muy claro haciendo la lectura muy agradable. Está traducido por el autor argentino Jorge Luis Borges que incluye algunas expresiones y vocabulario más propio de Argentina que de España (ej: vereda en lugar de acera) pero aparte de esos detalles se entiende sin problema. Las ilustraciones que contiene el libro son todas de habitaciones de escritor y corren a cargo de la norteamericana Becca Stadtlander

Mi ejemplar tiene además ahora postits con notas, marcadores y alguna que otra línea (o párrafo entero) subrayada.

Magrat Ajostiernos – Crónicas en Ferrocarril

Anuncios

2 pensamientos en “Reseña: "Un Cuarto Propio"

  1. Ainsss como me alegra que te haya gustado ♥
    Coincido totalmente en que es un libro que debería ser leído por todo el mundo, no solo aprendes sino que te hace reflexionar una barbaridad.
    Y tienes razón, las novelas de Austen firmadas por un hombre jamás hubieran sido denominadas como “Romances” o “novela rosa” como se las conoce… ¬¬
    Pena lo de las expresiones argentinas que pueden sacarte a veces un poco de la lectura, cuando vi que el traductor era Borges me alegré porque iba a estar bien traducido seguro, pero no pensé en eso… La verdad es que fueron las ilustraciones y el estilo de la edición lo que me ganó, jejejej

    Un bsazo, dear, te lo mereces todo y más!!!

    Me gusta

  2. A pesar de ser feminista, hay que tener claro que es un feminismo de principio de siglo en el que solo se tenía en cuenta a las mujeres “privilegiadas”, blancas y occidentales. A pesar de eso, sigue siendo un libro muy importante a tener en cuenta en el feminismo y en el papel de la mujer en la literatura. Un caramelito, que lo llamo yo ♥

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s