Reseña: "Maximilien Heller"

TITULO: “Maximilien Heller”
AUTOR: Henry Cauvain
TRADUCTORA: Eva Mª González
EDITORIAL: dÉpoca
FORMATO: Tapa dura.
Incluye marcapáginas y tarjeta ilustrada.
Imaginemos la larga silueta de un joven. Es un detective privado prodigiosamente dotado para la observación y la deducción lógica, misántropo, adicto a las drogas y experto en química y en las ciencias forenses de la época. Así mismo, es un gran maestro en el arte del disfraz y sus audaces hazañas son narradas por su amigo y confidente, un médico. Otro doctor aterroriza y fascina por igual a nuestro héroe. El joven se ve involucrado en un caso de asesinato cuando su vecino, Jean-Louis Guérin, es acusado de haber envenenado con arsénico a su señor, el banquero Bréhat-Lenoir.

El médico narrador de esta historia acude a petición de un amigo común a comprobar el estado de salud en que se encuentra un caballero llamado Maximilien Heller. Este joven caballero se encuentra muy enfermo y no sale de la miserable buhardilla en la que vive. El médico lo ausculta y determina que al pobre hombre le queda poco tiempo de vida, pero no ha terminado aún la visita cuando llama a la puerta del señor Heller un grupo de policías que investigan el caso de un extraño asesinato por envenenamiento del que el principal sospechoso es un pobre diablo que vive puerta con puerta con Maximilien Heller. Éste se interesa por la investigación e inmediatamente considera un reto personal la resolución del misterio. El médico es testigo, no sólo de la casi milagrosa recuperación del señor Heller sino también de las asombrosas capacidades deductivas del joven caballero.
El vecino de Maximilien Heller es el criado del banquero que aparece asesinado y, dado que la escena del crimen indica que podría tratarse en realidad de un robo que ha salido mal, todo parece indicar que el pobre muchacho es el culpable del trágico suceso, es muy sencillo y nada novedoso: el joven quiso robar a su señor, éste lo pilló in fraganti y el ladrón en un acto desesperado, lo mató. Sin embargo nadie ha sido capaz de encontrar el dinero robado entre las pertenencias del muchacho, a pesar de la exhaustiva búsqueda llevada a cabo por la policía, búsqueda que atestiguan tanto el señor Heller como el narrador, lo que lleva a Heller a pensar que tal vez, el sospechoso sea inocente, solo necesita pruebas que lo demuestren. No será fácil. pero el héroe de la historia está dispuesto a arriesgarse por conseguir desentrañar el misterio. Para ello aprovecha que las casualidades ponen al narrador como forense del asesinato y éste será quien le introduzca en la investigación iniciando así una apasionante aventura con inesperados tintes góticos más propios de una novela romántica que de una policíaca. 

Aparte de este detalle la historia que nos relata Henry Cauvain tiene todos los elementos de las novelas clásicas novelas de detectives de finales del siglo XIX y principios del XX. Tenemos al brillante investigador, a su compañero fiel al más puro estilo Holmes & Watson o Poirot & Hastings, tenemos…  otros elementos que es mejor que descubráis vosotros mismos. Incluso tenemos el típico momento en la narración en el que el investigador descubre muchas pistas e indicios  y cree tenerlo todo resuelto pero de repente se encuentra con que tiene más preguntas que respuestas. No entro en detalles de cuando ni de cómo, pero… está ahí… De hecho esta novela, este personaje se parece tanto a Sherlock Holmes (un ego ligeramente desproporcionado, tendencia a aburrirse, una capacidad deductiva asombrosa, falta de empatía, cierto victimismo, talento para el camuflaje, aficiones poco recomendables…) que en la imaginación personal este caballero en algún momento de su vida desapareció de repente y estuvo un tiempo sin dar señales de vida hasta que los rumores corren de boca en boca apuntando a Inglaterra donde un hombre de caracterísiticas similares está resolviendo casos difíciles con un éxito mucho mayor que todo Scotland Yard junto… 

Anuncios

9 pensamientos en “Reseña: "Maximilien Heller"

  1. En serio me recordaba tantísimo a Sherlock Holmes que pensaba que era él, pero al ser una novela 20 años más vieja que la primera de Holmes pues… llegué a esa conclusión ¿Y si Conan Doyle hubiera retomado esta novela y hubiera trasladado al personaje a otro lugar y con otro nombre?

    Gracias por pasarte porlomenix, un beso grande

    Me gusta

  2. Curiosamente lo que más me llama la atención de estas ediciones es lo limpias que son, los textos están muy claros, los parrafos definidos, la letra tiene un tamaño adecuado que no cansa la vista, las ilustraciones son preciosas… en serio, soy muy fan de esta editorial.

    besos guapa!

    Me gusta

  3. Le tenía echado el ojo al libro porque me apetece leer alguna novela que no sea tan… no sé, mítica? xDDD de policiaca más clásica. A ver si cuando vuelva me hago con él :3

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s