Reseña: "Retorno a Brideshead"

TÍTULO: Retorno a Brideshead
AUTOR: Evelyn Waugh
EDITORIAL: Tusquets (Maxi)
FORMATO: Tapa blanda, bolsillo
El retorno de Charles Ryder a Brideshead la elegante mansión de lord Marchmain, convertida ahora en cuartel devuelve a su memoria aquellos tiempos, anteriores a la guerra, en que paseaba embelesado por sus hermosos jardines y salones y se dejaba sucumbir al hechizo de sus singulares habitantes. En realidad, nunca pudo Charl es librarse de su ambigua amistad con el inquieto Sebastian, ni de su obsesivo amor por la hermana de éste, lady Julia, ni de la oscura y contradictoria fatalidad que dejó marcada para siempre la atribulada vida de los Marchmain con su huella de drama y desvarío.
Retorno a Brideshead se divide en dos partes, la primera de ellas trata sobre la amistad entre el protagonista y narrador de la historia, Charles Ryder, y Sebastian Flyte, segundo hijo de Lord Marchmain. La segunda parte ya sin Sebastian trata sobre el reencuentro de Charles con la familia Flyte y lo que sucedió después. Curiosamente el elemento que une ambas partes es Lady Marchmain, el personaje más sutilmente manipulador que he conocido nunca (a través de los libros, claro está).
La historia comienza cuando el batallón en el que está enrolado Charles Ryder durante la II Guerra Mundial es destinado a Brideshead, una magnífica casa construida a partir de las piedras de un castillo medieval que pertenece a la familia Marchmain. La planta inferior de la mansión ha sido cedida al ejército y cuando Charles llega a ella comienza a recordar su juventud, sus años en Oxford estudiando Historia, cómo allí se sintió fascinado por Sebastian Flyte y construyó con él una preciosa amistad capaz de vencer todos los obstáculos que se les van planteando a través de la vida. De hecho Sebastian se convierte casi en un hermano menor para Charles a pesar de que tienen la misma edad. En principio parece que el joven Flyte lleva a su amigo por el mal camino, pero Charles se da cuenta de que hay algo en la vida de su amigo que le está haciendo mucho daño y que por esa causa Sebastian comienza un camino de autodestrucción que le lleva primero a escapar de Oxford y luego a huir de Inglaterra. 
La familia de Sebastian es la causa de todos los males, en particular la madre, pues sus hermanos intentan vivir una vida aparte en la que cada uno se preocupa por lo suyo y no se interesa por los demás. Es más, incluso dan por sentado que Charles se encargará de cuidar a Sebastian. En un principio éste advierte a su amigo de que su madre intentará manipularlo, según Sebastian, Lady Marchmain intenta poner a todo el mundo de su lado y en contra del hijo. En un principio Charles no se cree que la encantadora señora sea el monstruo que Sebastian le describe, pero según avanza su relación con la familia se da cuenta de que la mujer está intentando que Charles se encargue de vigilar y controlar al hijo, entonces es cuando vuelve a su amigo y le promete que está de su lado:
    “Llegué a Paddington y al volver a casa encontré a Sebastian y desaparecieron todos mis presentimientos trágicos porque él estaba tan alegre y libre como cuando le conocí.
-Cordelia te manda su cariño muy especial

-¿Tuviste una “pequeña charla” con mamá?

-Si.

– ¿Te has pasado a su bando?

     El día anterior habría contestado: “No hay dos bandos”. Aquel día, sin embargo, le djije:

-No; estoy contigo. Sebastian contra mundum.

     Aquélla fue la primera y última conversación que mantuvimos sobre el tema.”

Retorno a Brideshead es una novela sobre la amistad, la familia y la religión. Una amistad fuerte y romántica entre dos hombres que se sienten vigilados por una familia. Los Flyte de Brideshead. La familia Flyte es el resultado de un matrimonio roto: Lord Marchmain se alistó en el ejército, luchó en la I Guerra Mundial y cuando ésta finalizó, decidió quedarse a vivir en Venecia con una amante y no volver a casa. El matrimonio, en el que la esposa era una católica firmemente creyente y bastante obsesiva, tenía cuatro hijos: Brideshead o Bridey, el mayor y heredero, Sebastian, Julia y la pequeña Cordelia. De todos ellos Sebastian es el que más se parece a su padre, sobre todo en el odio que ambos sienten por la madre, y por ello sufre las consecuencias de las obsesiones de Lady Marchmain, incapaz de controlar a su hijo.
Esta buena mujer, cuya presencia y más tarde espíritu, domina todo el ambiente de la novela, ha establecido una especie de red de espías por toda Inglaterra e intenta captar a Charles para su causa, todo por controlar al hijo descarriado. Por ello el joven en principio alegre y fascinante, comienza a beber descontroladamente y acaba perdiendolo todo, excepto lo que más valora: su libertad. 
Es imposible leer la primera parte de esta novela sin sentir empatía con Sebastian: es un personaje irresistible y encantador al principio, con una sexualidad ambigua presente en el ambiente, aunque no descrita por el autor. Hay otros personajes que declaran abiertamente su homosexualidad, pero no es el caso de Sebastian, no anda con mujeres, pero tampoco mantiene relaciones con hombres, aunque sí se podría sospechar que está enamorado de Charles. Ninguno de los dos mantienen relaciones de ningun tipo con ninguna mujer durante la primera etapa del libro, pero sí se ve que Charles quiere a Sebastian aunque no de la misma manera con la que él le corresponde. 

Los Flyte adoptan a Charles como un miembro más de la familia. Incluso la señora de la casa insinua que debería convertirse al catolicismo (Charles se declara protestante agnóstico). Lady Marchmain está obsesionada con el catolicismo. Se refugia en él para aislarse del dolor, lo utiliza como arma arrojadiza contra los demás. Tal vez tenga que ver con el hecho de que el autor, Evelyn Waugh, se convirtiera al catolicismo antes de escribir esta novela. Se nota cierto aire de victimismo y distincion  del resto de la sociedad británica por esta causa, aunque también hay mucha hipocresía en torno a este tema: tienen su propia capilla con su propio cura que viene a darles misa diaria… muy a la manera de los protestantes con sus patronazgos eclesiásticos. Y cuando se les propone que se construya un templo católico en el pueblo y vayan a escuchar misa allí, Lady Marchmain se niega y el proyecto nunca se realiza durante lo que dura la vida de ella.

La muerte de la señora es lo que da lugar a la segunda parte de la novela, ya sin Sebastian, quien se ha ido a vivir a Marruecos, alejado de su familia y hundido en el alcohol. Sebastian pues desaparece casi de la historia y se cuenta la relación de Charles con Julia, de la que se enamora durante una travesía en barco desde Nueva York a Inglaterra. Han pasado diez años (se salta de 1926 a 1936), Sebastian está casado con una insufrible y muy frívola mujer, es un pintor de éxito… Julia también está casada, con un influyente hombre de negocios con intereses políticos que en realidad no lleva nada dentro. Y en medio de todo está Brideshead, la casona en cuyas estancias aún se nota la presencia de Lady Marchmain. Bridey sigue soltero, Cordelia está en España de enfermera de guerra, Sebastian en Marruecos… la familia Flyte está desintegrada completamente. Los años de decadente despreocupación han finalizado y cada uno hace su vida como puede, intentando no interferir en la vida de los demás. Hasta que Lord Marchmain vuelve para morir.

He disfrutado mucho con la lectura de Retorno a Brideshead. El libro se lo regalé a mi madre hace tiempo y por la simple razón de que Ben Whishaw salía en la portada. Como no es un libro extenso, comencé a leerlo para poder después ver la película (¿he dicho ya que sale Ben Whishaw? es Sebastian). Retrata la sociedad británica de entreguerras, la que apenas se vio afectada por la primera de esas guerras ya que los miembros protagonistas eran unos niños y eran los padres los que habían ido a luchar. Es una sociedad decadente porque los tiempos están cambiando, las costumbres de las clases altas se están perdiendo en favor de una nueva forma de sociedad mucho más democrática y sin embargo los padres siguen intentando mantener el status y las formas de vida antiguas (esto por ejemplo se ve muy bien en la serie Downton Abbey). 

Y curiosamente es Sebastian mi personaje favorito. En cuanto me di cuenta de cómo era la madre, no pude evitar una especie de sensación de protección. Veréis: la vigilancia a la que es sometido el pobre chico es tal que resulta agobiante. Porque parece todo muy sutil, sin embargo él se siente enjaulado y vaya donde vaya siempre hay alguien que está actuando de espía para su madre: en la mayor parte de los casos, lameculos que quieren un favor u otro de la señora y en otros casos hombres sobornados que le esconden las botellas, le llevan de “excursión por Europa”, Sebastian siempre consigue escapar. Hasta tal punto llega el férreo pero infructuoso control de esta mujer que cuando se entera de que Cordelia, la hija mejor, le pasa botellas de whisky a escondidas, la desprecia y también a Charles cuando éste se niega a participar en su juego llega a echarle de Brideshead, educadamente claro. Y finalmente se consigue el resultado que precisamente quería evitar, la razón de todo ese control: el hijo abandona a la madre, tal y como el padre hiciera en su día. Así pues Sebastian es la razón por la que me ha gustado tanto este libro, la libertad, la felicidad del pobre hombre. A pesar de todo lo que es, el chico consigue una especie de sencilla felicidad en Marruecos y es además el único de los Flyte que lo consigue. Ni Bridey ni sus hermanas, ni siquiera Charles llegan jamás a conseguir la felicidad, por razones diversas. Aunque esto no es la finalidad de la novela sino las razones por las que no se consigue esa paz interior final que es el objetivo de la vida humana, en realidad.


Un libro maravillosamente escrito, cargado de descripciones del lugar, las sensaciones y los sentimientos. Un libro muy apropiado para leer en otoño: a nuestro alrededor caen las hojas de los árboles y caen los Flyte con ellas.
Anuncios

10 pensamientos en “Reseña: "Retorno a Brideshead"

  1. ¡Hola! Lo he conocido ahora por tu reseña y la sinopsis me ha dejado bastante frío, sin que me surja curiosidad por él, pero al leer tu reseña ya sí me ha comenzado a llamar la atención, así que ojalá pueda leerlo pronto :).

    ¡Un besito!

    Me gusta

  2. Cuando leí esta novela, solo conocía a Waugh de su faceta más periodistica y divertida (“Merienda de negros” “Notica bomba”, etc.). Me encantó comprobar que en su lado más serio como novelista era incluso más bueno, si eso es posible. Saludos!!

    Me gusta

  3. Oh Polly acabo de comprármelo porque tenía muchísimas ganas de leerlo. He leído tu reseña por encima, pero en cuanto termine la novela vuelvo y comento todas mis impresiones 🙂
    Muchos besitos!

    Me gusta

  4. Hola!
    Me encantó este libro. Mi personaje favorito también es Sebastian, creo que es el más autentico de todos ellos y es fascinante.
    Como me gusta el fragmento que has puesto, me gusta todo de esta novela en realidad.

    Un beso.

    Me gusta

  5. ¡Otro que lleva en mi estantería decenios cogiendo polvo! Y todo empezó porque mi madre es fan de la serie clásica… y a mi me llama la nueva adaptación (Ben Whishaw, you know…) demasiadas cosas para no ponerme con el libro!
    Me alegra que te haya gustado porque había leído varias reseñas que lo tildaban de aburrido directamente!

    A ver si le hago un hueco pronto (ja ja ja)

    Un abrazoteeee!!!!

    Me gusta

  6. Este es uno de esos pocos libros de los que me gustó más la película (la de Ben Whishaw, obviamente) que el libro. Creo que le cogí manía cuando lo leí hace ya como 8 años o así y lo encontré lento y aburrido. Luego entendí que era porque detesto a Evelyn Waugh pero bueno…
    Besitos y gracias por los ánimos, guapa 🙂

    Me gusta

  7. Intentalo, a mi no me pareció aburrido. Sí es muy decadente y si eso no se entiende probablemente se encuentre aburrido lo que se cuenta en el libro. Pero ya sabes que los años 20 en Europa no fueron tan “felices” como en Estados Unidos. Sobre todo porque el tipo de orden social no tiene nada que ver, y en este caso se trata de que el viejo orden se estaba intentando “modernizar” pero las viejas generaciones se resistían. Eso se ve aquí, en Brideshead, los jovenes Flyte no saben muy bien cual es su lugar en el mundo.

    Me gusta

  8. Maravilloso libro , maravillosa serie y deplorable película. Para alguien que vio la serie hace más de veinte años, la compró en VHS, la recompró en DVD y que ha leido la novela no menos de una docena de veces, se me hace raro que la referencia hoy en día, sea la pelicula de la que sólo salvaría la interpretación de Matthew Goode. Dejando a un lado las interpretaciones, la película, que fue anunciada bajo el llamativo reclamo de “llega donde no llegó la serie”, simplemente se inventa el argumento. Como ejemplo, sitúa a Julia en Venecia, cuando en la novela ni se soma por alli. En cuanto a la homosexualidad de los protagonistas, de la novela puede deducirse o no. Quizas quíén mejor califica la relación es Cara, en la conversación que con Charles mantiene en Venecia y lo define como amistad romántica propia de ingleses y de alemanes , nunca de latinos. Este concepto es recurrente en la literatura de o sobre la época. Aceptada o simplemente tolerada, lo cierto es que el único juicio moral que sobre la homosexualidad se realiza en toda la novela lo hace Bridey para calificarla como insana o viciosa, cuando inquiere a Charles sobre la relación de Sebastian con Kurt. No obstante, debe tenerse en cuanta la conversión al catolicismo del autor y los estudios que sobre el mismo se han hecho, el ultimo sobre la familia Lygon, al parecer la familia que inspiro a Waugh y a la que pertenecia el amigo especial del autor,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s