Reseña: "Arabella"

TÍTULO: Arabella
AUTOR: Georgette Heyer
EDITORIAL: Salamandra
FORMATO: Tapa blanda

Arabella ha venido a Londres con un propósito muy concreto: encontrar marido. Pero no cualquier marido, sino uno muy rico, ya que, además de mantenerla a ella, deberá sanear la maltrecha economía de sus numerosos hermanos. Así pues, cuando el apuesto Beaumaris, el soltero más cotizado de Londres, queda prendado de su belleza y sus encantos, el sueño de Arabella parece haberse hecho realidad. Sin embargo, Arabella tendrá que esforzarse por mantener a raya su impetuosidad y no caer en las provocaciones del arrogante Beaumaris, cansado de las chicas que sólo pretenden aprovecharse de su fortuna y posición.

Arabella es una novela encantadora que trata sobre las vicisitudes de una muchacha que se ve en la responsable obligación de buscar un marido rico que la ayude a salir del apuro económico que resulta para sus padres encontrar posición a cada uno de sus seis hijos.
Esta novela de Georgette Heyer fue publicada por primera vez en 1949 y sin embargo, como gran parte de la obra de esta autora, está ambientada en los tiempos del Regente (Jorge IV asume el gobierno del Reino Unido entre 1811 y 1820 ante la incapacidad mental de su padre Jorge III). 
Arabella es la mayor de los ocho hijos (cuatro chicos y cuatro chicas) del vicario Tallant y su mujer y vive en un pueblecito de Yorkshire. Es de buena familia, pero su padre no recibió en herencia la casa familiar de los Tallant al no ser el hijo mayor y por eso viven de lo que ahorró su madre de soltera y del sueldo que da la rectoría de su padre. En aquellos tiempos las mujeres no podían trabajar ni heredar en casi ningun caso, dependían completamente de sus padres, hermanos, maridos o familiares masculinos más cercanos para su manutención. Los padres de Arabella, muy conscientes de esto, deciden que la joven debe hacer un buen matrimonio que abra las puertas a la posibilidad de que sus hermanas también encuentren maridos bien posicionados económicamente. Arabella sabe cual es su deber y de acuerdo con su madre decide aceptar la invitación de la rica y bien colocada señora Bridlington, su madrina, que vive en su mansión Londinense, y acude a pasar la temporada con ella. Sin embargo algo sucede en el camino a Londres que cambiará su destino.
El carruaje en el que viaja Arabella es viejo y en mitad de su ruta hacia Londres una pieza se rompe y debe ser reparada. Cae un aguacero torrencial y por ello decide pedir cobijo en una casa cercana. Esta casa pertenece a Robert Beaumaris “el Incomparable”, el más cotizado de los solteros de Londres, quien está pasando la temporada de caza en el campo en compañía de un amigo. Al serle anunciada la presencia de la chica en la casa, el incorregible ligón la toma por una de tantas chicas que morirían por casarse con él y no duda en quejarse de ello a su amigo. Pero ella lo escucha todo justo cuando iba a entrar en el salón donde están los dos hombres y, indignada, decide hacerle creer que es una rica heredera y que tiene que espantar a los moscones que sólo andan detrás de su dinero.
Cuando Arabella llega a casa de Lady Bridlington ésta la recibe con la mayor de las amabilidades y la acompaña a comprarse todo un vestuario con tal de prepararla para presentarla en sociedad. Sin embargo, ninguna de las dos podía prever la expectación que la presencia de la joven está causando en la ciudad: de repente comienzan a recibir cantidad de invitaciones para tomar el té o para asistir a bailes. Arabella y su madrina desde el principio no entienden el revuelo que ha causado la llegada de la chica a Londres  pero es que, al parecer, se ha corrido la voz de que ella es una rica heredera.
Arabella supone que el causante de toda esta confusión ha sido Beaumaris y que, por su culpa, tiene que seguir el juego a todo el mundo y seguir representando un papel que la ha convertido en el trofeo más deseado por todos los solteros del círculo social en que se mueve… incluido el propio Beaumaris.
De lo primero que me di cuenta leyendo Arabella es de que Georgette Heyer fue una gran admiradora de la obra de Jane Austen, pues hay muchos detalles, en esta novela en concreto al menos, se siente inspirada por ella y se nota, aunque la forma de escribir, el vocabulario y las expresiones de la Heyer en este libro son muy modernos (para ser una novela de los años 1940-50), tiene un lenguaje y una forma de describir mucho más semejantes a lo que se escribe hoy en día que a como escribía Austen.

Al igual que sucede en Orgullo y Prejuicio, la novela carece de romanticismo: la protagonista es muy consciente de su situación y de sus responsabilidades como hija mayor de un matrimonio con ciertas dificultades económicas. El héroe de la novela, el señor Beaumaris, incluso recuerda un poquito al señor Darcy, es distante y orgulloso y, aunque en apariencia es mucho más superficial que aquel, es correcto, educado y no le gusta tratar con gente nueva, es más dado a guardar las distancias. Por eso sorprende a todo el mundo cuando muestra su preferencia por Arabella.

Pero aparte de eso y de que también tenemos a una tutora que es muy snob y bastante tonta (la pobre) al estilo de la señora Allen de La Abadía de Northanger, casi podríamos decir que aquí acaban todas las similitudes con las obras de Jane Austen.

La protagonista, Arabella, es muy joven, bastante inocente (es hija de un párroco de provincias y además del norte de Inglaterra, más alejada de Londres y sus costumbres no podía estar), es impetuosa y un poco atolondrada, pero no es ninguna ingenua. Por ello cuando escucha las quejas de Beaumaris a su amigo sobre las mujeres en la casa de Leicestershire algo en su interior se rebela y por eso se inventa la historia de que es una joven cotizadísima ya que “supuestamente” tiene una enorme fortuna.

Este enredo y el enamoramiento de Beaumaris son lo mejor de la novela, Arabella, en su inocencia y falta de experiencia social, mete al pobre hombre en muchas situaciones en las que él no sabe como salir del paso y acaba entonces tomando decisiones que no se explicarían si no fuera por este amor. Aunque él se intenta convencer a sí mismo de que sólo está jugando con ella. Aun así, la chica rechaza todos y cada uno de los intentos de él por conquistarla y es por eso que Beaumaris está tan intrigado. 

Finalmente comento que en esta novela que, insisto, me ha gustado mucho, se explica muy bien y muy detalladamente cómo funcionaba la buena sociedad londinense de la Regencia y cómo debía comportarse una joven dama aún soltera explicación que debemos a lady Bridlington, quien prepara a la joven hija de un rector de la Iglesia (dato importante que habla sobre la educación que ha recibido Arabella) y además de provincias (es decir, con un comportamiento más adecuado a un entorno rural). Se explica además cómo funcionaba una casa tanto si era de un hombre soltero (Beaumaris) o de una señora ya entrada en años (Bridlington) y la relación entre un amo y sus criados. También se pasa un poco de refilón la diferencia entre el norte y el sur de Inglaterra, pero quizás se obtiene una mejor idea al finalizar la novela, pues se puede comparar el tipo de comportamiento y la dinámica que rige en la familia Tallant (norte) y como funcionan las cosas en el sur (Londres) máxime si se trata de una gran metrópoli como es la capital inglesa, no olvidemos que en aquellos tiempos, Inglaterra tenía un enorme imperio territorial.

Anuncios

8 pensamientos en “Reseña: "Arabella"

  1. Según iba leyendo de qué va el libro me han venido a la cabeza como 200 mil obras de romántica adulta xDD que si la cabaña, que si la necesidad de dinero, que si la lluvia torrencial jajajaja si es que no hay nada nuevo bajo el sol. Pero vamos, como lo importante no es eso, si no más bien cómo se desarrolla la novela… :3
    No conocía para nada la novela, pero la voy a apuntar en mi wishlist “cercana” porque me ha llamado mucho la atención.

    Me gusta

  2. Es una autora que me han recomendado muchísimo 🙂 Tengo La indomable Sophia aún sin leer… a ver si me pongo pronto con él 🙂 Eso sí, intentaré hacerme pronto con éste también, que tiene una pinta estupenda 😉
    Gracias por la reseña 😀

    P.D: Ayer se me dio por cotillear el blog en profundidad (no podía dormir :P), y tengo que decirte que ahora mismo estoy obsesionada con bastantes libros que has reseñado o mencionado xDD Eres una mala influencia 😛

    Me gusta

  3. Tengo apuntada las obras de esta autora en mi lista, no sabía que era admiradora de Jane Austen, eso me ha picado más la curiosidad. Definitivamente tengo que leer a esta autora.
    Me ha gustado tu reseña, gracias por la información.

    Un saludito! 🙂

    Me gusta

  4. @Namir Criollo – Que era admiradora de Austen es una conclusión mía, pero no me extrañaría nada que fuera así ya que Austen ha influido a muchos autores y autoras posteriores a ella, máxime si se trata de autores de su mismo país 🙂

    Gracias a ti por pasarte, un abrazo

    Me gusta

  5. Qué buena!!! me acabas de dar unas ganas enormes de leer este libro!!! Hace tiempo leí otro de esta autora, ahora mismo no soy capaz de recordar el título, que me divirtió un montón.

    En aquel también había mil enredos y una protagonista que era un torbenillo!!

    Este lo leo seguro! Besines

    Me gusta

  6. Polly me apunto este libro pero ya!
    Leí “La indomable Sophia” y me encanto el estilo fresco y divertido de Georgette Heyer. Yo lo leí en francé y no sabía que estabán disponibles en castellano, que alegría!!
    Derechita me voy a ver si puedo hacerme con ellos 🙂
    Un besito!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s