Reseña: "Anna Karenina"

TÍTULO: Anna Karenina
AUTOR: Leo Tolstoi
EDITORIAL: Alianza (no se corresponde con la imagen)
FORMATO: Tapa dura
Ana Karenina, estremecedo­ra historia de adulterio en el ámbito de la alta sociedad rusa de la época, se ha convertido en una figura clave de la literatura universal. Cargada con una importante dosis de crítica social, Tolstoi refleja su visión de la sociedad urbana, símbolo de los vicios y el pecado, en oposición a la vida sana de la naturaleza y del campo; sirviéndose de una espléndida galería de personajes.
El auténtico protagonista de Anna Karenina no es la propia Anna ni su amante el conde Vronski, por mucho que las diferentes adaptaciones cinematográficas nos quieran hacer creer que es así. No, esa es la parte romántica de la novela. Una estrategia de marketing muy hábil por parte de Tolstoi para hacer llegar su historia al mayor número posible de lectores. El título de Anna Karenina engaña aunque no del todo.
El auténtico protagonista de la novela es Lyovin (Levin en algunas versiones). Lyovin en principio nos aparece como un secundario un poco pagafantas que se enamora de una chica que está loquita por Vronski… pero poco a poco este personaje va cogiendo fuerza y se convierte en la voz de la Rusia prerrevolucionaria. Tengamos en cuenta que la historia se desarrolla en las ciudades de Moscú y San Petersburgo, capital de la Rusia de los zares, alrededor de 1875-77. La revolución rusa estalló en 1917… haceos una idea de cómo andaban las cosas en tiempos de la Karenina.
El personaje de Lyovin es el auténtico narrador de los acontecimientos en Anna Karenina. Es un terrateniente amigo del hermano de Anna, Oblonski, y de la familia de su mujer, los Scherbatski. Tiene pues, Lyovin, conexiones personales tanto en Moscú como en Petersburgo y además vive en el campo. Está en contacto tanto con el funcionariado urbano como con el gobierno imperial como con el campesinado. Aprovecho para explicar que la revolución rusa, como muchas otras revoluciones, comenzó en el campo y luego se extendió a la ciudad gracias a que muchos campesinos abandonaban los pueblos para ir a trabajar a las fábricas creándose así el proletariado. Esta es la auténtica historia de Anna Karenina, la historia de cómo el pueblo ruso sentaba los primeros cimientos de una revolución que cambiaría su vida para siempre y que daría como resultado la creación de la Unión Soviética y el sistema comunista. Sin embargo la novela no llega tan lejos, Tolstoi la habría publicado antes de que sus sospechas se hicieran realidad, si es que realmente sospechaba algo sobre lo que habría de suceder.

“Pero no podía querer o no querer al pueblo, como un ente aparte, ya que no sólo vivía con él, y con él estaban ligados todos sus intereses, sino que además se consideraba parte de ese pueblo, no veía en éste ni en sí mismo especiales virtudes o defectos y no se conceptuaba a sí mismo en nada diferente a él”.

Anna Karenina es, además, una obra de crítica social impresionante: la gran mayoría de los personajes (exceptuando a Lyovin y a Vronski) viven o bien en la abundancia o bien aparentando abundancia y todos ellos caen en los defectos propios de las clases sociales altas. Pero también resulta que las clases más bajas tienen un defecto bastante importante: en el personaje de Nikolai, hermano de Lyovin que vive en la miseria, se puede detectar un victimismo exagerado y un rencor social que lo hunde y acaba con él.
La razón por la que he exceptuado a Vronski y a Lyovin es sencilla: A Vronski no le interesa el juego social, al principio sólo piensa en divertirse y en ir subiendo de puesto en el ejército, sin prisa pero sin pausa y más que nada por complacer a su madre, después Vronski se aleja de Rusia y no vuelve hasta que Anna insiste en ello… para mantenerse apartado de una sociedad que rechaza a la mujer que ama. Y en el caso de Lyovin se da la circunstancia de que es un elemento extraño: no es muy rico pero no es pobre, no es un alto cargo pero tampoco es un trabajador raso, tiene sus propias tierras y es independiente. Por eso en gran parte de la novela el pobre no sabe muy bien cuál es su sitio y de hecho no llega a resolver la cuestión: ¿quién soy? ¿de donde vengo? ¿cuál es mi lugar en el mundo?.

Aparte de esa crítica a las clases pudientes, Tolstoi deja caer también una crítica a la situación de la mujer en la sociedad rusa del siglo XIX, que en realidad es la misma que en toda Europa y en el resto del mundo, pero mientras en lugares como Londres se estaban sucediendo las revueltas y manifestaciones por parte del movimiento sufragista, en Rusia no fue así: los rusos se veían diferentes al resto del mundo, aunque en la forma intentaban imitar en lo posible a otras culturas, la más destacada de ellas, la francesa (los zares habían impuesto la costumbre de inspirarse en el imperio francés de Napoleón III en todos los aspectos de la vida cotidiana de los aristócratas rusos) para otras cosas se decantaban por las tradiciones y costumbres propias: La mujer no puede estar sola, desprotegida y sin nadie que la defienda. No puede desempeñar trabajo alguno salvo el de asistir a su marido y vigilar la educación de los hijos y debe estar siempre pendiente de la buena imagen de la familia en la sociedad. Hete aquí que nos encontramos con una reflexión que Tolstoi coloca en labios de un personaje creado para este efecto:

“A la mujer se le priva de sus derechos porque su educación es insuficiente, y la insuficiencia de educación procede a su vez de la ausencia de derechos. Es menester no olvidar que el vasallaje de las mujeres es tan absoluto y antiguo que con frecuencia no estamos preparados para reconocer el abismo que nos separa de ellas.”

Con esto, añadido a la facilidad con la que la mujer, en este caso Anna, cae en desgracia al abandonar a su marido (en contraposición a Vronski, que a pesar de ser culpable de lo mismo que ella, mantiene el respeto de la sociedad). Explica Tolstoi lo arcaico, injusto y deplorable de la situación de la mujer en la época (sea en Rusia, sea en cualquier otro lugar).

Si me limito a hablar de la historia de Anna y Vronski y ya entro en la opinión personal, tengo que decir que ambos me han parecido unos personajes detestables. Aunque también reconozco que al final Vronski acabó cayéndome bien, por lo que tiene que aguantar el pobre hombre: lo sacrifica todo por ella y aunque es verdad que ella también renuncia a todo por él, acaba obsesionándose de tal manera y resulta tan absorbente que le quita a cualquiera la energía, Anna es insufrible, explico: Anna y Vronski, los dos, son dos egoístas y unos hipócritas, pero a diferencia  de Anna, Vronski no intenta esconder lo que es, no es falso y Anna es una falsa de libro. Sobre todo a partir de su fuga, cuando se obsesiona con Vronski de tal manera que al pobre hombre no le deja respirar tranquilo un momento. De resultas él comienza a tener dudas sobre si ha actuado correctamente, si en realidad está enamorado o si ha valido la pena, pues ella ha resultado ser muy diferente a como se presentaba en el momento en que la conoció.

El personaje al que más cariño le tengo es a Lyovin, es un hombre que se cuestiona todo en la vida y no está nunca seguro de nada, pero no deja que otros le mangoneen… su amor por Kitty y sus dudas con respecto a las ventajas de una vida como hombre casado y el tipo de existencia que puede darle a ella resultan de lo más tiernas, es conmovedor ver cómo en todo momento él reconoce que ella es, a todos los efectos, infinitamente superior a él. Además intenta llevarse bien con todos los demás personajes, a pesar de que la gran mayoría de ellos le caen francamente mal. Es un bendito.

Hay muchos otros personajes, pero yo he querido quedarme con estos porque si no me extendería demasiado y es mejor que los conozcáis a través de las páginas del libro. Las imágenes que he utilizado para  ilustrar esta reseña son capturas que pertenecen a la versión cinematográfica estrenada en 1997 y protagonizada por Sophie Marceau en el papel de Anna, Sean Bean como el conde Vronski y Alfred Molina como Lyovin (o Levin).

Le doy la siguiente nota y no la máxima porque en algunas partes se me hizo bastante pesado, poco interesante o irrelevante. Sin embargo el resto compensa con creces. Quiero dejar muy claro que esta es una opinión personal mía y como tal, algo ignorante quizás y en cualquier caso, subjetiva.

Nota: 9

Anuncios

15 pensamientos en “Reseña: "Anna Karenina"

  1. ;0; me das una envidia más sana por haberlo podido terminar… Yo creo que mi odio/pasotismo de Ana fue el elemento determinante para que lo dejara de leer. Reconozco que la parte más de crítica estaba gustándome, a pesar de ser lenta de solemnidad, pero aun así… No conseguí sacar fuerzas ni ánimos para continuar. Eso sí, lo que no descarto es retomarla algún día, que me apetece terminarla xD!

    Me gusta

  2. Ay!!! Qué reseña más magnífica!!! Yo quiero leerlo también, pero me pasa como con Los Pilares de la Tierra… es tan gordín que no tengo tiempo para dedicarle sólo a él T_T

    Pero a Dios pongo por testigo que algún día lo leeré sí o sí

    Me gusta

  3. Hola!! Me ha encantado tu reseña! Yo también pienso lo mismo de Anna y Vronski, no les tenía ninguna simpatía ¬¬ Lo único que te has equivocado en un dato, la revolución rusa estalló en 1917, no en 1889 xD

    Me gusta

  4. Lo bueno de Tosltói es que consigue sacar algo bueno de todos sus personajes. Nunca llegas a condenarlos del todo. Claro que Levin es el único que me despertó simpatía sin ningún matiz. Para mí, Anna Karénina es una obra de arte. Y os recomiendo que leáis La muerte de Ivan Ilich.

    Me gusta

  5. Hola, no conocía tu blog y llego a él porque estaba leyendo reseñas sobre este libro, pues es mi actual lectura y no creas que no le temo jejejej por si me resulta pesado, pues acabo de comenzarlo y no pinta mal del todo pero me temo que debe de haber algún que otro trozo pesado. Con los clásicos nunca se sabe. Enhorabuena por la reseña es muy completa, me quedo como seguidora y de paso te invito a conocer y seguir mi blog si te gusta. Besos.

    Me gusta

  6. Hola, confieso solo he visto versiones cinematográficas del libro las cuales me han dejado con la siguiente duda… Vronski realmente fue infiel a Anna o todo este asunto de fue producto de su imaginación y sus celos desmedidos?

    es decir, el amor de Vronski por Anna fue real? mas que un sentimiento pasajero?

    Me gusta

  7. Tengo un problema enorme, miré la película por no conseguir el libro, y aunque intento, intento, mil y una vez de entender no lo logro. ¿Anna se suicido porque creía que su amante estaba con otra chica? en la película aparece una chica rubia supuestamente es princesa, o algo de eso, o fue por su inseguridad etc?

    Me gusta

  8. desde pequena me a gustado esta historia me ha parecido fasinante hace mucho tiempo atras pasaban una novella por televicion no recuerdo el idioma pero fue traducida al espanol

    Me gusta

  9. Voy a empezar a leerlo, cuando termine con “Lobo estepario” de Hesse . Espero poder tener el suficiente tiempo para dedicarle a la lectura y no quedar en el intento. Besos

    Me gusta

  10. Aunque estoy de acuerdo en que el personaje de Levin es el protagonista, y mi favorito, Anna es un personaje con mucha fuerza también, que te cautiva y a la vez te desespera. Estoy de acuerdo en que en algunas partes se hace muy pesado, pero es que Tolstoi intenta hacernos ver la situación de la época. Creo que es un libro que merece la calificación de “obra de arte”, porqué aparte de la escritura de Tolstoi, la historia es increíble.

    Si queréis ver más opiniones sobre Anna Karénina, visitad: http://booksaholicbook.blogspot.com.es

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s