Reseña: "Leviathan"

TÍTULO: Leviathan
AUTOR: Scott Westerfeld
SAGA: Leviathan, primer libro de trilogía
EDITORIAL: Edebé
FORMATO: Tapa dura

Nos encontramos en la cúspide de la Primera Guerra Mundial y todas las potencias europeas se están armando. Los austrohúngaros y alemanes tienen sus clánkers, unas máquinas de acero con motores de vapor cargados de armas y municiones. Los darwinistas británicos emplean animales fabricados como armas de guerra. Su Leviathan es un dirigible ballena, la bestia más poderosa de la flota británica.
Aleksandar Ferdinand, príncipe del Imperio austrohúngaro ha huido. Su propia gente se ha vuelto contra él. Su título no tiene ya ningún valor y solo cuenta con un Caminante de Asalto desgastado por la batalla y con su leal tripulación.
Deryn Sharp es una plebeya, una chica disfrazada de chico que se ha alistado en las Fuerzas Aéreas británicas. La muchacha es un destacado aviador, pero su secreto se encuentra en peligro constante de ser descubierto.
Cuando la Gran Guerra es ya inminente, los caminos de Alek y Deryn se cruzan de la forma más inesperada llevándolos a ambos a bordo del Leviathan donde darán la vuelta al mundo y vivirán una fantástica aventura que cambiará sus vidas para siempre.
Tenemos dos mundos diferentes que recelan el uno del otro, por un lado los clánkers, que además coinciden en que hablan alemán, lo que se considera lengua clánker… y tenemos por otro lado a los darwinistas, seguidores de las ideas de Charles Darwin que han ido más allá y han empezado a crear nuevas critaturas gracias a los avances en ingeniería genética promovidos por el Reino Unido, Francia y Rusia.
En una mezcla entre ficción e historia real, tenemos al ficticio hijo del Archiduque Francisco Fernando de Austria, que fue asesinado junto con su mujer en Serbia dejando a Alek huérfano. Francisco Fernando era el sobrino y heredero de Francisco José de Austria (el de Sissí, el mismito) pero cometió el error de casarse con una mujer de sangre común y sus descendientes han perdido el derecho al trono. Igualmente, el emperador ya es viejo y el Papa ha dado su venia al matrimonio, con lo cual Alek podría llegar a ser emperador… sin embargo la muerte de sus padres, desencadenante de su parte de la historia, también fue el origen de la Primera Guerra Mundial y el joven tiene que huir ya que los alemanes y parte de los austriacos le están buscando para matarle o algo peor.
Por otro lado en Londres, Deryn convence a su hermano, soldado del ejército del rey Jorge, para que le ayude a colarse en las filas de cadetes de aviación, la chica se hace pasar por Dylan, un supuesto primo de la familia y gracias a que su padre, osea su tío, fue un aviador muy bueno, consigue entrar, aunque en su primer vuelo con medusa (mejor no pregunteis) se desata una tormenta y vuela a la deriva. Por suerte, el Leviathan es enviada a rescatarla, pero no puede devolverla a la academia pues está a punto de iniciar una importante misión.
Así pues, Alek por su lado, huye a Suiza, que es neutral, con sus máquinas y el poco apoyo humano que le queda y Deryn/Dylan se embarca en el Leviathan (una ballena voladora, sí) hacia Constantinopla, en el Imperio Otomano. Sin embargo, el Leviathan al llegar a los Alpes se encuentra con un escuadrón alemán que lo abate y la nave cae… casualmente muy cerca del castillo donde se encuentra escondido Alek.
Este es más o menos el planteamiento de la historia de Alek y Deryn. Aunque la historia de ellos dos en sí no  se desarrolla mucho, casi no conocemos cómo son hasta el final y esto la verdad es que dificulta la lectura, sobre todo en el caso de Deryn, que para mí fue un personaje “en blanco” hasta casi el final… con esto quiero decir que no tenía nada, no aporta personalidad ni sentimientos ni nada de nada. De hecho Westerfeld no se acuerda de que son humanos casi casi hasta el último capítulo, son soldados sin más… Deryn tiene un poco más de seso, pero nah, es una supertía que ni siente ni padece, pero para hacer heroicidades es la primerita.  Una cosa que me dejó perpleja por no decir “ojiplática” es que la moza habla correctamente desde que empieza la novela hasta que se quedan atrapados en Suiza y de repente, cuando conoce a Alek empieza a hablar como en los barrios bajos (para la época claro) así porque sí, como si Westerfeld de repente se diera cuenta de que tiene ante sí a dos personajes de muy diferente estrato social… ah, pues muy bien.

La historia en sí no me daba para mucho, aunque si eres de los que le gustan las novelas de aventuras sin fin en las que siempre están pasando cosas y no hay tiempo ni para respirar, estas de suerte, Leviathan no se para ni para tomar carrerilla. Las cosas como son, yo echo de menos un capítulo o dos de adaptación a la historia al principio, una presentación como es debida. Yo soy así, el ritmo de narración  puede destrozarme una novela y este iba a tal paso que yo me perdía constantemente… aparte de que hay que hacer un esfuerzo de imaginación impresionante porque te hablan de bichos por un lado y de máquinas por otro pero en realidad no te lo están contando de forma que te hagas una imagen en la cabeza… simplemente te dicen “las medusas gigantes vuelan por esto” y si lo entiendes bien, si no, búscate la vida, “allá cuidaos” que decía mi abuela. Las ilustraciones del libro ayudan mucho y si no fuera por ellas probablemente habría mandado este libro a freir monas en el cuarto capítulo o por ahí.

En resumen, que el libro está bien, no tiene nada humanamente logico (nada de romances ni picorcillos), pero está bien… una de aventuras a todo trapo.


NOTA: 6
Anuncios

3 pensamientos en “Reseña: "Leviathan"

  1. No me digas estas cosas… :S que me quitas las ganas de leerlo! xD que yo también prefiero que haya capítulos que te expliquen como demonios has llegado al punto de inicio del libro, y la falta de descripciones tampoco me motiva mucho :/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s